Maldito viento


Imagen

Maldito viento

A cuántos muchachos vemos,

entre luces de ciudad,

que con la vista en el cielo

guardan cadenas de sueños

en un bote de fino cristal.

Y el viento, en un tris-tras,

tira su frasco al suelo

ahogándose así los sueños

en revueltas aguas de mar.

A cuántos hemos oído,

al tierno calor de hogar,

entre abrazos y cariños

contar un cuento a los niños

en su casa en la ciudad.

Y el viento, en un tris-tras,

tira los cuentos al suelo

hurtando el cuarto y los sueños

por no poderlos pagar.

Cuántas manos diligentes

han consumido su edad,

trabajando eficientes

para que toda la gente

goce de un mundo sin par.

Y el viento, en un tris-tras,

despreciando sus caricias

y sus trazos de artista,

no las deja trabajar.

Cuántos hombres han venido,

de las miserias de allá,

buscando como un mendigo

el pan y un poco de abrigo

para poder respirar.

Y el viento, en un tris-tras,

amarrándole de manos

niega que sea humano

y echa su cuerpo al mar.

Solo quien tiene el molino

y aspas de buen material

llega a labrarse el camino

sacando de lo perdido

oro entre migas de pan.

© Fernando Urien

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s