La cuarta revolución industrial


designers-wallpaper-5

La cuarta revolución industrial

Parece que la revolución digital y tecnológica “La cuarta revolución industrial” tiene la importancia suficiente como para ser tema en Davos. pero, ¿estamos preparados para una tecnología que tiene una velocidad de perfeccionamiento prácticamente exponencial? ¿Sabemos lo que tenemos que hacer? ¿Seremos capaces de reaccionar ante la explosión de avance tecnológico que nos viene encima?

El sistema financiero es un negocio básicamente digital. Los bancos en España, en los últimos años, se ven inmersos en un proceso de reducción de personal continuo. La plataforma de ventas EBay en el año 2014 tuvo una facturación de 17.902 millones de dólares dando empleo a unos 33.000 trabajadores; el Corte Inglés tuvo unas ventas de 14.592 millones de euros (16.283 millones de dólares) con 91.500 empleados. Esto es, EBay tuvo 1.700 millones de dólares más en ventas que El Corte Inglés, con 58.500 empleados menos. A esto hay que añadir que las empresas digitales no solo están entre las empresas más grandes del mundo, sino también entre las que menos impuestos pagan.

Massimo Gaggi y Edoardo Narduzzi en el libro “El fin de las clases medias y el nacimiento de la sociedad de bajo coste”, postula la desaparición de la clase media en Europa. Predice el nacimiento de una aristocracia muy acaudalada: solo hay que ver la lista de Forbes; otra élite de tecnócratas del conocimiento con rentas media-altas, una sociedad masificada de renta media- baja que consume bienes de bajo coste y una clase “proletarizada”, con poco poder adquisitivo, que consumirá bienes de primera necesidad.

El problema será saber dónde queda el “estado de bienestar” europeo si esa aristocracia acaudalada, escondiéndose en un mundo globalizado, no colabora con el pago de impuestos mientras que las clases medias van siendo desmanteladas.

Dicen que la singularidad tecnológica llega en ese momento en que la inteligencia artificial supere a la del hombre y termine fusionándose con esta, dando a luz una nueva inteligencia superior. Dicen que tendremos “nanobots” que circularán por las venas curándonos las enfermedades antes de que aparezcan (Ray Kurzweil). Pero ¿Quienes tendrán esa inteligencia superior y esos “nanobots” en la sangre, y quiénes quedaremos como simples mortales “achimpanzados”?

Para que todos seamos los beneficiarios de las ventajas tecnológicas, no van a valer las teorías de Marx; también necesitamos la colaboración de las grandes multinacionales.

Anuncios

2 comentarios en “La cuarta revolución industrial”

  1. Interesante y enriquecedor este artículo, Furien2001
    Lo primero porque, en efecto, “La cuarta revolución industrial” merece más reflexiones que implementaciones.
    Lo segundo, porque cae de lleno en el ámbito de mis preocupaciones,
    (“Dos estremecimientos”, en mi blog), y me alegro de poder complementar mi visión con la tuya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s