El dormido pasado despierta


IMG_20171012_163312

El dormido pasado despierta

 

Gélido, el tiempo no se turba,

témpano de lejanos recuerdos

donde, como si fueran de ayer,

los juegos de mi niñez

se dibujan.

El olor de la vieja madera

que crujía al andar por el pasillo,

entre los recuerdos de antaño,

mi infancia aflora

y, como temprano rocío del alba,

abraza mi alma, volviendo  el ayer

como si fuera ahora.

Percibo el calor de aquella casa,

la quiebra del carbón en el fuego

con destellos del  candente mundo

de mi infancia.

Con los cánticos de mi madre,

¡qué lejos queda el invierno!,

el sueño me abraza.

Viejas paredes desconchadas

guardáis huellas de manos inocentes,

dibujos de mundos imposibles,

surcos de sueños que tanto faltan

hoy, en el presente.

¿Dónde estás pequeña chiribita

de la inocencia?

El calor se fue por la chimenea…,

aún puedo olerlo cuando despierto

Y noto en mi alma su presencia.

©F. Urien

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s